28 nov. 2015

TALLER CAZADORES DE SOMBRAS NOCHE NEGRA AVILÉS 2015



Ayer viernes 27 de noviembre de 2015, tuvo lugar la Noche Negra en Avilés. Tuvieron lugar por toda la ciudad, multitud de actividades culturales y creativas: talleres, conciertos, exposiciones, etc, etc. La Factoría Cultural estaba llena de gente disfrutando de cada rincón. Yo participé con el taller " CAZADORES DE SOMBRAS". La idea surgió del libro de Susan Kruger sobre técnicas y materiales artísticos, donde describía un sencillo ejercicio de dibujos a la luz de las velas. Me pareció una idea tan sencilla, mágica y muy potente, ideal para compartirla esta noche especial.
Os recomiendo la lectura de la obra "El elogio de la sombra" de Junichiro Tanizaki que me sirvió de inspiración para prepararlo. Os dejo unos fragmentos y las fotos del evento. Gracias a todos los que estuvísteis de una manera u otra.

"Algunos dirán que la falaz belleza creada por la penumbra no es la belleza auténtica. No obstante, como decía anteriormente, nosotros los orientales creamos belleza haciendo nacer sombras en lugares que en sí mismos son insignificantes. Hay una vieja canción que dice:
Ramajes
reunidlos y anudadlos
una choza
desatadlos
la llanura de nuevo".




"Nuestro pensamiento, en definitiva, procede análogamente: creo que lo bello no es una
sustancia en sí sino tan sólo un dibujo de sombras, un juego de claroscuros producido
por yuxtaposición de diferentes sustancias. Así como una piedra fosforescente, colocada
en la oscuridad, emite una irradiación y expuesta a plena luz pierde toda su fascinación
de joya preciosa, de igual manera la belleza pierde su existencia si se le suprimen los
efectos de la sombra".




































2 nov. 2015

CALAVERAS Y DIABLITOS




Siempre que llegan estas fechas me acuerdo de todos los años que he compartido con amigos el tema de los altares mexicanos. Me encanta esta celebración y sobretodo la manera que tiene de reunirnos a los vivos y a los muertos para celebrar lo que tenemos. Flores símbolos de alegría, frutos de la cosecha, fotos y recuerdos, dulces y licores para compartir, y velas,  la luz que nos mantiene.
Gracias a Andrea que se animó a montar este escaparate-altar en su tienda La Violeta, donde hicimos talleres creativos y nos lo pasamos tan bien.